Prótesis de Rodilla

Una prótesis de rodilla es la sustitución de la articulación por una pieza sintética a través de una intervención quirúrgica. Es un implante que se coloca en la estructura dañada y sustituye su función, permitiendo al paciente volver a mover la articulación, eliminando el dolor que pudiera tener. La cirugía de reemplazo de rodilla permite reemplazar parte de las articulaciones lesionadas o gastadas de la rodilla.

¿Para qué se utiliza?

El motivo más común por el que se coloca una prótesis es a causa de una artrosis de rodilla (gonartrosis), que va dañando la articulación. Pero también algunas fracturas en que hay un gran daño del hueso subcondral o determinados tumores óseos hacen necesario un implante o prótesis de rodilla. Por lo general, el reemplazo de la articulación de la rodilla se realiza en personas de 60 años en adelante.

¿Cómo llevar la recuperación?

Para que te resulte más seguro y fácil movilizarte por tu casa durante la recuperación, considera hacer lo siguiente:

– Crea un espacio habitable en un solo piso, dado que puede resultarte difícil subir las escaleras.

– Instala barras de seguridad o un pasamanos seguro en la bañera o ducha.

– Asegura los pasamanos de la escalera.

– Consigue una silla estable con un asiento y un respaldo acolchados firmes, y un taburete para elevar la pierna.

– Si tienes un inodoro bajo, procura conseguir un elevador para el asiento del inodoro con reposabrazos.

– Usa un banco o una silla estable para ducharte.

– Retira las alfombras y los cables sueltos.

Te ofrezco servicios de calidad para garantizar una correcta recuperación, agenda tu cita de valoración..