ARTROSCOPIA DE RODILLA

La artroscopia de rodilla es un procedimiento quirúrgico que permite observar la articulación de la rodilla mediante pequeñas incisiones a través de la piel. Se hacen pequeños cortes para introducir la cámara y pequeños instrumentos quirúrgicos dentro de la rodilla para realizar el procedimiento. Según la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte, más de 4 millones de artroscopias de rodilla se realizan en todo el mundo cada año.

¿Por qué se realiza?

Mediante la artroscopia de rodilla, hoy en día, se puede reparar y tratar problemas del cartílago, lesiones meniscales, reconstrucciones ligamentosas, extracción de cuerpo libre, limpiezas de tejido sinovial o articular entre otros procedimientos.

¿Cómo prepararse?

Durante las 2 semanas antes de la cirugía:

– Se puede solicitar que deje de tomar medicamentos que dificultan la coagulación de la sangre.

– Si fuma, trate de dejar el hábito. El hecho de fumar puede retardar la consolidación de huesos y la cicatrización de heridas. También lleva a una tasa más alta de complicaciones quirúrgicas.

– Casi siempre, se le solicitará no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.

Procedimientos actualizados para obtener los mejores resultados, agenda tu cita.